Usar puntos de historia nos traerá algunas ventajas, pero hay que saber cómo usarlos. Con este workshop te resultará mucho más fácil empezar. El objetivo: tener referencias claras.

Como ya sabéis, no es una obligación usar puntos de historia para identificar el esfuerzo, la incertidumbre y la complejidad en las tareas, y en este post anterior veíamos opiniones sobre si hacerlo o no. Si habéis decidido usarlos, tenéis que saber que no va sólo de empezar a decidir qué número le ponemos a cada historia. Ya que empezamos, vamos a hacerlo bien 🙂

Planning Pocker
Cartas de Planning Pocker

A continuación os cuento cómo llevar a cabo un taller con el que me inspiré en esta referencia y me ha servido en varias ocasiones.

El taller

Vamos a realizar 3 ejercicios de práctica de puntuación, y para terminar un último ejercicio para establecer las referencias.

Práctica 1 – práctica individual para usar puntos de historia

Objetivo

  • Ver, que dentro de un mismo equipo hay personas más optimistas y otras más pesimistas. Por esa razón, si lo mismo se hiciera con horas en un proyecto, podría variar mucho la respuesta que obtendríamos de uno u otro dependiendo a quién preguntáramos.
  • Si el conocimiento no se comparte puede haber resultados muy dispares. El hecho de buscar aquello que no se sepa qué es, sería lo equivalente a realizar lo que llamamos un spike, es decir, hacer un análisis de algo que no sabemos con el objetivo de llegar a tener el conocimiento necesario para poder ponerle una estimación.
  • Tener en cuenta que es importante tomar la primera referencia porque será la que nos marque las demás. Por ejemplo, usar el valor de la carta más baja o alta al principio, hará que nos quedemos sin estimaciones en el caso de encontrarnos con algo menor o mayor respectivamente.

Funcionamiento

Nota: Esta práctica la haremos sin la carta "?" porque explicaremos su significado en la siguiente práctica, en esta queremos focalizarnos en los objetivos anteriores.

Vamos a trabajar con una lista de animales, que a priori los participantes no van a conocer. Escribiremos el nombre del primer animal, «Gato», y dejaremos que los participantes elijan qué número del planning pocker le asociarían sin hablar entre ellos. Una vez todos hayan escrito su número en una nota adhesiva, que os las pasen todas y las añadís al recuadro (en el caso de hacerlo online, que os vayan pasando los resultados por chat privado). Ahora podemos seguir con la segunda opción «Caballo», y cada uno deberá estimar caballo en función de lo que hayan puesto ellos mismos en «Gato».

Es posible que el equipo quiera saber quién está siendo más acertado, pero no hay respuesta correcta. Que haya disparidad de opiniones, lo único que implicará es que las referencias sean más o menos altas, pero ni siquiera eso va a modificar la velocidad del equipo. Recordad que aunque la velocidad del equipo se pueda medir con la cantidad de puntos de historia que se lleven a cabo en cada sprint, esa velocidad es relativa (ni buena ni mala), tan sólo una referencia para aquellos que necesiten o les guste prever qué cantidad de trabajo podemos entregar a corto plazo.

Práctica 2 – práctica individual con referencias de puntos de historia

Objetivo

  • En este caso es interesante que podamos ver si aún teniendo una referencia clara, cuando estimamos algo grande las diferencias de estimación entre personas puedan ser más grandes que cuando estimamos algo pequeño, de ahí que siempre optemos por trabajar con historias de usuario lo más pequeñas posible mientras entreguemos valor con ellas.
  • Usar la carta «?», que ahora ya deberían conocer si tienen alguna duda con algún país. Queremos que los participantes entiendan que hay que usar esta carta cuando no sabemos dar una estimación, ya que de lo contrario, estamos haciendo una previsión errónea.

Funcionamiento

Ahora vamos a trabajar con nombres de países, y vamos a ponerle un valor predeterminado, que será 3, al primer país, España, para que los participantes lo tomen como referencia. En esta práctica vamos a explicar el valor de la carta «?». Es posible que en la práctica anterior, cuando se hayan encontrado «Ajolote» haya habido alguien que haya puesto una estimación por poner, eso no sería correcto, pues si lo hacemos con una historia de usuario real, le estamos dando al Product Owner una respuesta, y seguramente, errónea. Cuando no sabemos algo, lo correcto es usar la carta «?» para que negocio nos aclare las dudas.

Práctica 3 – estimación por afinidad de puntos de historia

Objetivo

En los dos ejercicios anteriores fomentábamos el establecer referencias sin tener en cuenta la relación con el tiempo, ahora vamos a hacer que el equipo trabaje unido y puedan llegar a un acuerdo a la hora de valorar una tarea concreta. Queremos fomentar la comunicación y el compartir conocimiento en el caso de que alguien no conozca alguna de las tareas a estimar.

Funcionamiento

En este caso vamos a poner los valores de Planning Pocker escritos en la pizarra (0, 0.5, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 20, 40, 100, ?), y vamos a dar un papel con el nombre de una fruta a uno de los miembros del equipo, que la pondrá en la estimación que considere más oportuna. Cuando lo haya hecho, el siguiente participante tendrá dos opciones:

  1. Mover la misma fruta a otra valoración
  2. Coger otra carta con otro nombre de fruta y ponerlo en la valoración que crea conveniente. Si esto sucede, tendrá que haber comunicación para llegar a un acuerdo. Si fueran tareas, sería un explicación o un argumento sobre porqué la tarea pueda ser más fácil o difícil de hacer, haya más o menos incertidumbre, o conlleve más o menos esfuerzo.

Y así sucesivamente con el siguiente participante, hasta que se terminen las cartas de frutas y hayan llegado a un acuerdo para todas.

Lista de frutas: PERA, SANDÍA, CIRUELA, RAMBUTÁN, MELÓN, PAPAYA

Establecimiento de referencias con tareas reales

En esta última parte del taller, lo que vamos a hacer va a ser trabajar ya con tareas reales, y crear nuestras propias referencias de equipo. Para ello vamos a tener que recopilar las tareas hechas durante las últimas 3-4 semanas y una vez las tengamos, vamos a seguir estos pasos:

  • Pediremos al equipo que ordene las tareas de menor a mayor tamaño, teniendo en cuenta que algunas pueden tener tamaño similar. Como máximo que hagan 10 columnas (10 tamaños).
  • Una vez estén todas ordenadas, a cada columna le correspondería una estimación, desde el 0.5 al 100. Si hay menos columnas que estimaciones, entonces a la primera columna que le pongan la menor estimación y luego las que sigan. Cuidado con poner la menor estimación a 0.5, pues si en un futuro aparece algo menor, no tendremos posibilidad de estimarlo por debajo de esos puntos de historia.

Estas serán nuestras referencias, las que usaremos cuando queramos estimar otras historias.

IMPORTANTE

Daros cuenta que en ningún momento le hemos pedido al equipo que valore cuánto tiempo equivale a un punto de historia. Estimar es una forma (entre otras) de evitar pedir al equipo una fecha o un rango de tiempo, ya que psicológicamente les ponemos en un compromiso importante. Todas las referencias al tiempo deberían ser empíricas , es decir, una vez llevamos varias semanas trabajando con tareas estimadas, entonces podremos saber más o menos cuánto tiempo conlleva un punto de historia, no antes. Además, un cálculo empírico implica tener en cuenta todas los riesgos e imprevistos que hayan podido surgir, y que por la naturaleza en la que se encuentre el equipo es probable que vuelvan a suceder.

5 (1 votos)

Deja un comentario