¿Cómo se entiende la mejora continua? ¿estamos seguros que todos lo entendemos igual? Yo pensaba que sí, que estaba muy claro, así que cometí un gran error, creer que el resto del equipo lo entendía como yo.

En muchas ocasiones hablamos de mejorar continuamente, paso a paso, poco a poco. Teóricamente, en cada una de las retrospectivas que se llevan a cabo buscamos algo que mejorar para probarlo en las siguientes semanas. Puede funcionar o no, estamos experimentando. Lo que está claro es que la intención radica en encontrar la forma de hacerlo fácil y mejor.

¿Cuál puede ser el problema? Dar por supuesto que el equipo entiende qué significa mejorar. En mi caso me encontré que en un momento dado, un miembro de equipo me dijo algo como:

«Tenemos la sensación que con esto de la mejora continua, lo que se busca es exprimirnos como naranjas»

Imaginaros mi cara…entre la sorpresa, el desafío y la frustración 🥴🤯🥺. Siempre intento ser muy clara, muy concisa y explicar las cosas lo mejor que puedo, pero está claro que no lo estaba haciendo del todo bien.

Era momento de afrontar que incluso el equipo pensaba que agile sirve para entregar más trabajo, más rápido. Nadie en ningún momento les había dicho eso, ¿de dónde lo habían sacado? Daba igual, mi trabajo era eliminar esa falsa, tópica y extendida creencia que había llegado al equipo.

La explicación rápida…

En ese momento, en mitad de una retrospectiva, no me quedaba otra que poner foco en ahuyentar ese sentimiento.

Para empezar, dejar clara la diferencia entre efectividad, eficiencia y eficacia. Siempre empiezo dibujando la fórmula mágica en la pizarra: efectividad = eficiencia + eficacia.

  • Eficacia = cuando alcanzamos los resultados planificados. Esto se transforma en velocidad de equipo.
  • Eficiencia = cuando lo que entregamos lo hacemos bien. Eso se transforma en mayor calidad técnica y funcional.
  • Efectividad = cuando entregamos los resultados planificados y los entregamos bien.

¿Cómo se entiende la mejora continua? Desde mi punto de vista se trata de ser más EFECTIVOS. Y eso no significa sólo trabajar más rápido con la intención de entregar más cosas en el mismo tiempo, sino trabajar mejor en todos los sentidos. Podemos hacerlo más rápido, si, pero detectando y minimizando los cuellos de botella que nos atan, no haciendo más horas ni sacrificando la calidad. Podemos simplemente hacerlo mejor aumentando la calidad, eso minimizaría las futuras incidencias y la respuesta sería la suma de valor…Seguramente haya decenas de formas…¿lo primordial? Cada equipo debe encontrar las suyas; situaciones diferentes, proyectos diferentes, personas diferentes…pero una misma cultura.

La importancia de mostrar con imágenes

Dicen aquello de una imagen vale más que mil palabras, pues bien, yo no encontré una imagen, sino un vídeo.

Las explicaciones pueden ser mejores o peores, pero siempre es bueno dar un ejemplo. Así que busqué un vídeo que recordaba haber visto. Yo no me canso de verlo, creo que escenifica muy bien esa mejora continua de la que hablamos y todos queremos entender. Cambios sobre la forma de hacer las cosas que mejoran la entrega y calidad.

El vídeo ayudó al equipo a tener las cosas más claras, y como consecuencia, que por lo menos no tuvieran la sensación de estar siendo exprimidos 😐

5 (1 votos)

Deja un comentario