Si todavía no te has parado a pensar si perteneces a un grupo de personas que trabajan juntas o a un equipo, ahora es el momento de saberlo…¿Grupo de trabajo o equipo?

Lo que me pasa en los equipos cuando pregunto si son un equipo, ya os lo podéis imaginar…todos contestan que . Y evidentemente la siguiente pregunta es ¿por qué? Ahí ya cambian las caras…desde los que se sienten indignados por la pregunta hasta los curiosos por conocer si lo que creen se corrobora.

Diferencia entre grupo de trabajo y equipo

Si profundizamos un poco y nos observamos, normalmente cuando queremos contestar a la pregunta del ¿Por qué? se dicen cosas como «Nos llevamos superbien», «Nos ayudamos entre todos», «Tenemos muy buen rollo», «Nos respetamos», «Hacemos piña frente las adversidades» y así podríamos decir unas cuantas más…

No es fácil definir el porqué. Por defecto, las personas pensamos que el hecho de estar trabajando con más personas y sin altercados ya es suficiente para determinar que somos un equipo. Esta es una lista rápida en la que podemos hacer «check» y comprobar si lo somos o no.

Características de un grupo
  • Conjunto de personas con algo en común.
  • La responsabilidad es individual: cada persona es responsable de lo que hace y de sus resultados.
  • Independencia: cada uno hace su trabajo y no depende de nadie. Se es totalmente libre para hacer las cosas como uno quiera.
  • Beneficio propio: No necesito el apoyo de nadie y nadie necesita el mío.
  • El éxito es completamente individual.
Características de un equipo
  • Hay diversidad de funciones, todas orientadas a un mismo fin y trabajando de forma conjunta.
  • Los perfiles son complementarios.
  • Conjunto de personas internamente organizado y con un objetivo claro y común.
  • Responsabilidad compartida y colectiva.
  • Interdependencia: lo que uno hace influye en otros.
  • Apoyo mutuo: todos nos tenemos que apoyar, basamos nuestras relaciones en la confianza y en la generosidad tanto hacia dentro como hacia fuera del propio equipo.
  • Éxito colectivo: cuando conseguimos algo lo celebramos todos juntos.

¿Qué tal? ¿Cómo ha ido?…Sea lo que sea que haya salido, no está ni bien ni mal. Otra de las cosas que tenemos que tener en cuenta es que quizá no seamos un equipo y ya nos vaya bien así. En ese caso ¿Por qué cambiar? Quizá tengamos otras cosas a mejorar que sean prioritarias 😯😜

Por si entran las dudas de qué opción puede adaptarse mejor a vuestro caso, a continuación una lista de las ventajas y desventajas que hay al ser un equipo.

Ventajas de ser un equipo
  • En lo que refiere a aprender, aprendes más en menos tiempo porque compartimos el conocimiento en lugar de que una sola persona deba aprender por sí misma. Buscamos mejorar constantemente.
  • Hay más motivación, cuando uno se cae siempre hay otro que le coge de la mano y le levanta. Así aumenta la auto-motivación y la motivación de los demás miembros del equipo.
  • La diversidad de enfoques enriquece. Estamos orientados a la cooperación.
  • El producto final es mucho mejor; es mucho más rico, tiene más contrastes, más opiniones lo han creado…
  • Se cubre la necesidad de afiliación. Se asumen los objetivos del equipo y de la empresa como propios.
  • Ante una adversidad, una persona sola sea agobia antes, en cambio en un equipo se genera una piña para encontrar la solución. TRABAJAR EN EQUIPO NOS HACE MÁS FUERTES.
  • Se gestionan los conflictos de forma constructiva.
  • Aumenta la disposición a asumir nuevas tareas.
Desventajas de ser un equipo
  • Consume mucho más tiempo porque no te organizas tu solo.
  • La responsabilidad se evade. Es posible que nadie sepa exactamente qué tiene que hacer. Que surja eso de «Bueno, alguien lo hará, no hace falta que lo haga yo«.
  • Te pueden manejar y manipular. Siempre hay alguien más fuerte, más proactivo, con más decisión, el que siempre habla primero y parece que tenga toda la razón.
  • Holgazanería social cuando nadie opina, hay gente que se escabulle y deja que siempre opinen y colaboren los mismos.
  • Las personas tienen que saber manejar la gestión de conflictos.

Si os decidís a trabajar en equipo, ¿qué podéis tener en cuenta?

  • Tener siempre presente los objetivos del proyecto en el que se está y procurar que también los tengan el resto de los miembros del equipo.
  • Mantener una comunicación clara con los compañeros, creando un clima positivo, asertivo y de respeto.
  • Contar con la colaboración de todos los miembros del equipo. Pedir ayuda si es necesario.
  • Ayudar a mantener el nivel de motivación de todos.
  • Valorar y agradecer la aportación de los demás.

Conclusión

Ser un equipo C-O-N T-O-D-A-S S-U-S L-E-T-R-A-S no es tarea fácil. Además, es todavía más difícil cuando nos exigen ser un equipo a un grupo de personas que nos han puesto juntas por nuestra capacidades técnicas y/o conocimiento funcional, pero no por nuestra viabilidad social. En la publicación ¿Somos el equipo perfecto? ya hablábamos de los diferentes tipos de personas según los roles de Belbin, y si estábamos bien calibrados en el equipo como perfiles complementarios. Pero en el día a día, cuando hay que elegir a un nuevo miembro o crear a un nuevo equipo, todavía nos cuesta mirar esos aspectos.

Por este motivo me gustaría ir dedicando futuras publicaciones a cómo ir haciendo pasos para que los interesados en querer mejorar alguna de las características de ser un equipo tengamos una puesta en común. La idea es ver como conseguimos objetivos comunes, como aprendemos a gestionar nuestros conflictos internos, qué trucos se pueden usar para mejorar la comunicación, como prepararnos para una nueva incorporación, etc…

De momento quedaros con la reflexión…¿Grupo de trabajo o equipo?

4 (1 votos)

Deja un comentario